8 de diciembre de 2008

Calcio, osteoporosis y miel de mielato de encina

La osteoporosis es una enfermedad producida por la descalcificación del hueso.

En un 20% de los casos, la osteoporosis se debe a la escasa presencia de calcio en la dieta. En la sangre ha de existir una determinada cantidad de calcio. Si el calcio es insuficiente en sangre, se extrae del hueso, produciéndose la descalcificación.
El calcio también participa en el mecanismo de acción de diferentes hormonas, en la contracción muscular y en la coagulación de la sangre.
Pero en el restante 80% de los casos, la responsable de la osteoporosis es la relación entre dos hormonas segregadas por nuestro organismo, la hormona paratiroidea y la hormona calcitonina. Si el calcio en sangre disminuye, se produce más paratiroidea (saca calcio del hueso a la sangre) y menos calcitonina (envía calcio de la sangre al hueso).
Así funciona el mecanismo normal de regulación de calcio en sangre, que cambia y empieza a segregar más hormona paratiroidea y menos calcitonina, como ocurre en las personas a partir de los 40 años y en las mujeres menopáusica (motivado por la falta de estrógenos). Esto es así con independencia de la cantidad de calcio en sangre, es decir, para estos casos nos da igual ingerir más calcio en la dieta.

Mediante un análisis de orina se puede averiguar el origen de la descalcificación.

Osteomalacia: se puede confundir con la osteoporosis. Se produce cuando el individuo no cuenta con la cantidad de vitamina D necesaria para que el calcio se absorba en el intestino.

¿Cómo prevenir la osteoporosis?
Una buena alimentación, suficiente aporte de calcio, práctica regular de ejercicio físico y evitar alcoholes y tabaco.
En aquellos casos que sean necesarios, como los debidos a desequilibrios hormonales, se utiliza la terapia hormonal sustitutiva para combatir la causa de la osteoporosis.

Absorción del calcio
Todo aquello que forma complejos solubles con el calcio, favorece su absorción.

Existen una serie de sustancias que disminuyen la absorción de calcio y otras que incrementan su eliminación.

a) Los oxalatos y fitatos, presentes en cítricos y alimentos de origen vegetal, forman compuestos con el calcio y disminuyen su absorción intestinal. La destrucción de la vitamina C produce ácido oxálico.

b) Dietas con elevada presencia de fósforo en relación con la de calcio aumentan la secreción de hormona paratiroidea y ésta ocasiona la descalcificación del hueso.
La ingesta de productos ricos en calcio, ayuda a mejorar la relación fósforo/calcio en nuestra dieta.


El índice fósforo/calcio, ha de ser menor de 1,5 para favorecer la absorción de Calcio.

Como apicultores, recomendamos la miel de mielato (rica en calcio), como complemento a una dieta equilibrada. Unos 100gr de miel de encina contienen un 1.3 % de la cantidad diaria recomendada de calcio (CDR), que para menores de 45 años es de 800 mg/día, y a partir de esa edad de 1000mg/día para hombres y 1200mg/día para las mujeres. La relación fósforo/calcio en este tipo de mieles es la adecuada para la correcta absorción del calcio.


Fuente: ¿Sabes lo que comes? Dr. Manrique Huergo Coya

1 comentario:

painkiller dijo...

La dieta es fundamental en el desarrollo de esta enfermedad de la osteoporosis. Mayormente son las mujeres que la padecen debido a múltiples factores, como la menopausia, el consumo de tabaco, etc. Consumir alimentos ricos en calcio y realizar ejercicios físicos pueden ayudar a mantener los huesos fuertes y preparados para el futuro.